Aprender a posar en culturismo

Posar en culturismo no es sólo saber cuáles son las poses obligatorias y realizarlas. Es un arte que requiere experiencia y mucha práctica. En Todo Culturismo te damos las claves para aprender a posar en culturismo.

Aprender a posar en culturismo: practicar las poses

Para aprender a posar en culturismo hay que practicar las poses una y otra vez. Parece algo muy obvio, pero muchos competidores de culturismo primerizos dejan la práctica de las poses para las últimas semanas. Y eso es algo que se nota mucho encima de la tarima.

 

Nunca es demasiado pronto para empezar a posar. Fíjate en las fotos de otros culturistas, devora vídeos de competiciones, ve a campeonatos y aprende de los mejores. Trata de imitarles frente al espejo y repite las poses sin descanso, hasta que sean algo natural para ti. Después repite las poses delante de tus amigos, sin espejo delante, para ver cómo te sientes y que ellos puedan corregirte los fallos.

 

Mientras entrenas, aprovecha el descanso entre serie y serie para flexionar los músculos y practicar alguna pose frente al espejo. Poco a poco serás capaz de analizar objetivamente tu físico, localizar tus puntos débiles y corregirlos. Además, irás adquiriendo soltura en las poses y serás más natural al realizarlas.

 

Aprender a posar en culturismo: la importancia de mantener las poses

Durante una competición de culturismo te tocará estar un buen rato posando delante de los jueces y del público. Necesitas mantener las poses todo el tiempo para que tus músculos resalten más que los de tus adversarios. Y para eso necesitas resistencia durante las poses. No puedes bajar la guardia en ningún momento, pues en unos minutos en el escenario te estás jugando el trabajo de meses y años en el gimnasio.

 

La única forma de que adquieras soltura y puedas aguantar las poses mucho tiempo es practicando. En una competición eres el punto de mira todo el tiempo. Incluso cuando no te estén mirando, no te debes relajar. Los pequeños detalles son los que diferencian a un principiante de un campeón.

 

Aprender a posar en culturismo: planifica tu entrenamiento de poses

Igual que planificas tu entrenamiento y tu dieta, así has de hacerlo también con tu entrenamiento de poses. Debes adquirir confianza para poder transmitirla a los jueces y al público.

 

Haz las poses despacio y mantenlas entre 3 y 4 segundos al principio. Ve aumentando progresivamente el tiempo que mantienes la pose y pasa de una a otra lentamente, sin cambios bruscos. Vive las poses como una especie de baile en el que vas a mostrar lo mejor de ti, no como si fueras un robot que va cambiando de una a otra sin orden ni concierto.

 

El secreto está en la práctica. Un día, y otro, y otro practicando poses te enseñará a hacerlo cada vez mejor. Así fue, ni más ni menos, como Arnold Schwarzenegger llegó a hacer cosas como ésta:

 

Fotografía: Web oficial de Arnold Schwarzenegger

Vídeo: YouTube

Share This