Cardio, ¿antes o después de las pesas?

Hacer cardio antes o después de las pesas es una duda muy habitual entre quienes acaban de empezar en el gimnasio e incluso entre quienes llevan tiempo entrenando. Te explicamos en qué momento del entrenamiento es mejor hacer cardio y por qué.

Si tu objetivo es alcanzar tu mejor forma física, seguro que te has preguntado cuándo es mejor hacer cardio, antes o después de las pesas, y que has escuchado historias y opiniones que apoyan uno u otro momento. Hoy dejamos aparte historias y opiniones para centrarnos en la ciencia y resolverte de una vez la duda de si es mejor hacer cardio antes o después de las pesas.

El cardio después de las pesas quema más grasa

 

El cardio después de las pesas mejora tu rendimiento y te ayuda a quemar grasa

¿Alguna vez has comenzado tu entrenamiento con pesas después de una larga sesión de cardio? Entonces seguro que habrás experimentado esa sensación de cansancio al levantar pesas. Habrás notado que tus niveles de energía han bajado bastante y que no estás teniendo tu mejor sesión de entrenamiento. Terminas el entrenamiento como puedes y te vas a casa. A pesar de todo el esfuerzo, ha sido un entrenamiento para olvidar.

Pero si haces cardio después de las pesas, comenzarás con un alto nivel de energía. Levantar pesas antes de una sesión de entrenamiento cardiovascular favorece la pérdida de grasa y mantiene altos los niveles de energía a lo largo del entrenamiento, por lo cual podrás llevar a cabo tu entrenamiento de manera más eficiente y lograr mayor definición muscular. El cardio después de las pesas mejora tu rendimiento y te ayuda a quemar grasa.

Para conseguir definición muscular, tu cuerpo necesita utilizar la grasa almacenada como combustible durante el ejercicio, y eso se consigue quemando primero las reservas de glucógeno. Entrenando con pesas al comienzo de tu entrenamiento agotas la mayor parte de tus reservas de glucógeno y puedes llevarlas al mínimo dejando el cardio para el final.

 

El factor clave es el EPOC (exceso de consumo de oxígeno post-ejercicio)

Después de entrenar, tu cuerpo continúa quemando calorías adicionales hasta 48 horas después. Este fenómeno se conoce como EPOC, exceso de consumo de oxígeno post-ejercicio, y sucede porque tu cuerpo necesita energía para reparar los músculos después del entrenamiento. El EPOC es mucho más intenso después del entrenamiento con pesas que después del cardio, y esto es así porque el entrenamiento con pesas es mucho más intenso y exigente que el entrenamiento cardiovascular que puedes realizar en el gimnasio. Por eso es importante que pongas toda tu energía en el entrenamiento con pesas. Si haces cardio antes de las pesas, agotarás tu energía y no podrás entrenar con pesas con tanta intensidad. Una sesión poco productiva de entrenamiento con pesas afectará al EPOC y eso significa menor gasto calórico para ti.

 

El cardio después de las pesas quema más grasa

La Universidad de Tokyo publicó un estudio en la revista Medicine and Science in Sports and Exercise en el que demostraron que hacer cardio después del entrenamiento con pesas quemaba más grasa durante los primeros 15 minutos de la sesión de cardio que hacer cardio antes de las pesas.

Así que ya te hemos despejado la duda de si es mejor el cardio antes o después del entrenamiento. Sólo falta que lo pruebes y veas por ti mismo los resultados.

Fuente | Obi Obadike

Fotografías | GETTYIMAGES

Share This