Cómo elegir los mejores guantes para el gimnasio

¿Tienes las manos llenas de callos y rozaduras? Hoy te cuento cómo elegir los mejores guantes para el gimnasio.

Si llevas algún tiempo en el gimnasio y entrenas con cargas moderadas o altas, habrás notado que tus manos se han llenado de callos y rozaduras. Con el tiempo también pueden aparecer grietas, ampollas y hasta heridas que te complicarán mucho los entrenamientos. Todo esto lo puedes evitar con unos guantes para el gimnasio.

 

Por qué aparecen callos en las manos cuando entrenas

El roce y la presión con las barras y las mancuernas son los principales responsables de que tus manos se llenen de ampollas y heridas. Cuando entrenas con mancuernas y barras o te cuelgas del soporte para las dominadas, tu mano está en contacto con la superficie metálica o plástica y la piel se resiente. Al principio sólo notarás un leve enrojecimiento, pero pronto aparecerán los callos, una acumulación de tejido que tus manos desarrollan para protegerse.

Los callos, además de antiestéticos, pueden llegar a ser muy incómodos y ocasionar molestias o un ligero dolor cuando agarras las pesas.

Es bastante frecuente también que aparezcan ampollas tanto en la palma de las manos como entre el dedo pulgar e índice y que, si éstas son grandes, se terminen convirtiendo en heridas que deberás cuidar para seguir entrenando en el gimnasio.
 

 

Beneficios de usar guantes en el gimnasio

Para evitar la aparición de callos en las manos y minimizar las molestias que producen una vez que ya los tienes, lo mejor es que utilices guantes o guantillas para entrenar.

Son muchos los beneficios de usar guantes en el gimnasio, pero yo destacaría los siguientes:

Protegen las manos de la fricción contra las pesas, por lo que reducen la aparición de callos, ampollas y rozaduras.
Si ya tienes callos, el uso de guantes o guantillas reduce su tamaño y ayuda a la recuperación de las manos porque las tienes protegidas.
Absorben la humedad de las manos, evitando que se resbalen las pesas y mejorando el agarre.
Cuidan las articulaciones, sobre todo aquellos guantes con protección para las muñecas.
Evitan que compartas el sudor de otros compañeros y te protegen del contagio de verrugas en las manos.

 

Qué tipos de guantes puedes elegir para el gimnasio

Para librarte de los callos y entrenar con más comodidad, puedes elegir entre guantes y guantillas:

  • Los guantes protegen tus manos por completo, tanto la palma como el dorso, además de los dedos.
  • Las guantillas sólo cubren el área de la piel que está en contacto con la barra.

Cualquiera de las dos opciones es buena.

Sobre los guantes, básicamente hay tres modelos:

  • guantes clásicos, que van desde la muñeca y que cubre la mitad de los dedos
  • guantes con refuerzo en las muñecas y que cubren la mitad de los dedos
  • guantes con refuerzo en las muñecas y que cubren los dedos casi por completo

Que elijas unos u otros depende de tus gustos y de tus necesidades. Por ejemplo, si tus muñecas no son muy fuertes y notas molestias para entrenar, los guantes con refuerzo en las muñecas pueden venirte muy bien.

Vamos a ver todos los modelos que te puedes encontrar.

Guantes clásicos

Estos guantes clásicos tienen todo lo que necesitas para entrenar. Son transpirables, están acolchados, los puedes lavar a mano y cuentan con una potente protección tanto para las palmas de la mano como en el dorso.

Son fáciles de poner y el cierre es de velcro, por que te permite que los ajustes a tu gusto. Este tipo de guante es el que utilizo a diario en mis entrenamientos.

 

Guantes con protección de muñeca

Los guantes con protección de muñeca funcionan muy bien si necesitas una sujeción extra en tus muñecas, ya sea por algún tipo de lesión o simplemente por seguridad.

La diferencia con los guantes anteriores es el acabado en la palma y en el dorso y la lengüeta para la muñeca.

Los guantes tienen una curvatura a la altura de los dedos que se adapta a la forma natural de la mano y que los hace muy cómodos. Estos guantes se pueden lavar en la lavadora sin problema.

Durante un tiempo, los estuve usando exclusivamente para levantamientos muy pesados de peso muerto. Más tarde los sustituí por las correas de cuero que te enseñaré más abajo.

 

Guantes con protección de muñeca y dedos largos

Los guantes con protección de muñeca y dedos largos protegen tus manos por completo, desde debajo de las muñecas hasta casi la punta de los dedos. La tira para cerrarlos es muy larga y sujeta perfectamente las muñecas.

Lo diferente de estos guantes es que cubren los dedos mucho más de lo que es habitual en el resto de guantes. Llegan casi hasta la punta de los dedos, por lo que tus manos están completamente protegidas. El acolchado cubre las palmas y tienen refuerzo en los dedos.  Personalmente prefiero que no cubran tanto los dedos, pero reconozco que son muy útiles y que la protección es total.

 

Correas de cuero para el levantamiento de pesas

Antes de seguir con las guantillas, quiero enseñarte las correas de cuero para levantar pesas. Si te gusta el peso muerto y tiras muy pesado en los jalones en polea, te van a venir genial.

Con las correas tienes dos ventajas. Una es que, como las enrollas a la barra, las manos están totalmente protegidas y te olvidas de callos y rozaduras. La otra es que te permite entrenar muy pesado, supliendo tus carencias en el agarre.

Para colocarlas, primero te las colocas en las muñecas y después enrollas los extremos en la barra. Las primeras veces te costará un poco ponértelas, pero en cuanto lo hagas dos o tres veces y las pruebes, no querrás otra cosa. Sobra decir que son mis favoritas para ejercicios pesados.

 

Guantillas ajustables

Si no te gustan los guantes, una buena solución para ti son las guantillas ajustables. Te las puedes poner y quitar con mucha facilidad y te protegen del roce de las barras y mancuernas.

Hay quien las prefiere a los guantes porque así las usan sólo para los ejercicios que necesitan, sin tener que llevarlas puestas durante toda la sesión. Este modelo se ajusta muy bien a las manos, el agarre es muy firme y tus manos respiran mejor que cuando llevan guantes.

 

Guantillas con dedos

Las guantillas con dedos se ajustan a la mano gracias a las piezas por donde puedes meter los dedos.

La palma es de cuero y está acolchada para evitar callos, ampollas y rozaduras. Las manos siempre estarán libres de sudor, lo que se traduce en un agarre perfecto. Son muy cómodas y te proporcional total libertad de movimientos.

Como ves, hay muchas opciones para evitar los callos en las manos.

Con todos estos ejemplos, te lo he puesto muy fácil para elegir los mejores guantes para el gimnasio.

También te puede interesar este artículo: 10 accesorios imprescindibles para tu entrenamiento de culturismo

Share This