Cómo tomar la L-Carnitina

La L-Carnitina es un suplemento muy popular entre quienes desean perder peso. Hoy te hablamos sobre la L-Carnitina y cómo tomarla.

¿Qué es la L-Carnitina?

La L-Carnitina es un nutriente que se deriva de la Lisina, uno de los aminoácidos esenciales. Nuestro organismo, con ayuda de la metionina (otro aminoácido), del hierro y de las vitaminas C, B3 y B6, es capaz de sintetizarla a partir de algunos alimentos. Así, cuando comemos carne de ternera, de cerdo, de pollo, pescados, pan integral y huevos, entre otros, nuestro cuerpo obtiene de ellos pequeñas cantidades de L-Carnitina.

Estructura química de la Carnitina.

Estructura química de la Carnitina.

 

¿Para qué sirve?

La principal función que la L-Carnitina desempeña en nuestro cuerpo es contribuir al metabolismo de las grasas. Es decir, promueve la utilización de grasa como energía, de ahí su creciente popularidad como suplemento para la pérdida de peso.

La L-Carnitina es un suplemento muy utilizado para la pérdida de peso graso.

La L-Carnitina es un suplemento muy utilizado para la pérdida de peso graso.

 

Lo que dice la ciencia

A pesar de ser utilizada por muchos culturistas y aficionados al gimnasio en etapas de definición muscular, no hay evidencias científicas suficientes que respalden su uso y eficacia como suplemento que promueva, por sí mismo, la pérdida de grasa. Los estudios que se han realizado han concluido que la L-Carnitina no produce pérdida de peso graso en personas con un leve sobrepeso ni en sujetos acostumbrados a entrenar.

Aunque también se dice que la L-Carnitina mejora el rendimiento cardiovascular, es decir, aumenta la resistencia física y ayuda a que soportemos entrenamientos más largos, lo cierto es que, en los estudios realizados, no se han observado mejoras evidentes a este respecto.

De lo que sí hay evidencias demostradas es de su gran capacidad como recuperador tras esfuerzos de alta intensidad. Tomar L-Carnitina después de un entrenamiento intenso ayuda a que nos recuperemos mejor del esfuerzo.

La L-Carnitina mejora la recuperación de los esfuerzos intensos.

La L-Carnitina mejora la recuperación de los esfuerzos intensos.

 

Cómo y cuándo tomar la L-Carnitina

La L-Carnitina es un suplemento deportivo seguro que carece de contraindicaciones y de efectos secundarios. Lo encontrarás en diferentes presentaciones comerciales: en pastillas, en líquido y en polvo. Elige la que te resulte más cómoda y acompáñala con abundante líquido, preferentemente agua.

Toma la L-carnitina junto con un vaso de agua.

Toma la L-Carnitina junto con un vaso de agua.

 

La dosis habitual de L-Carnitina oscila entre 1 gramoy 5 gramos diarios, dependiendo del peso corporal. Si estás por debajo de los 70kg de peso, 2 gramos al día de L-Carnitina son suficientes para ti.

  • Para mejorar la recuperación tras el esfuerzo, puedes tomar 2 gramos de L-Carnitina en los 45 minutos siguientes a la finalización del ejercicio.
  • Para promover la pérdida de grasa, toma 2 gramos de L-Carnitina antes de entrenar. Pero recuerda que, sin un plan de ejercicio estructurado ni una dieta adecuada, la L-Carnitina poco podrá hacer por ti.

Si deseas aumentar la dosis, hazlo progresivamente. Aunque su uso es muy seguro, descansa de su ingesta de vez en cuando.

Fuentes | Journal of the International Society of Sports Nutrition | Bernardo García, Jesus y Llerandi Trespalacios, Araceli: Mitos y realidades de la L-Carnitina. Servicio de Nutrición Clínica Covadonga. Avilés, Asturias.

Fotografías | Wikipedia | GETTYIMAGES

Share This