Qué es el entrenamiento Doggcrapp

Seguro que has oído hablar del entrenamiento Doggcrapp. En Todo Culturismo te contamos sus fundamentos.

Los fundamentos del entrenamiento Doggcrapp

Qué es el entrenamiento Doggcrapp - Todo Culturismo

Hay ocho principios básicos en el entrenamiento Doggcrapp: la frecuencia, la progresión, la dieta, las series de pausa-descanso, las negativas lentas, el entrenamiento al fallo, los estiramientos y  el pragmatismo funcional.

 

1. A mayor frecuencia de entrenamiento, mayores ganancias

Los defensores del entrenamiento Doggcrapp son partidarios de trabajar cada grupo muscular con mayor regularidad. La creencia que subyace a esta filosofía es que más entrenamientos equivale a más ganancias.

Por ejemplo, si entrenas pecho 3 veces en 9 días, estarás entrenando pecho alrededor de 136 veces al año. Así que, en lugar de 52 fases de crecimiento, estás recibiendo 136 fases de crecimiento al año.

En una rutina de culturismo norma se trabaja cada parte del cuerpo una vez por semana, lo que equivale a 52 veces al año. El entrenamiento Doggcrapp se basa en que una  mayor frecuencia de entrenamientos equivale a más oportunidades para crecer. Por supuesto, este no es un principio de entrenamiento aislado. En entrenamiento Doggcrapp aboga por un menor volumen con una mayor frecuencia.

 

2. Progresión es utilizar más peso en cada serie

¡Más y más peso! Este es el principio fundamental del entrenamiento Doggcrapp. Utiliza más peso en cada serie y si de pronto te estancas, olvídate temporalmente de todo esto y prueba otra cosa.

La progresión es el rey de las técnicas de construcción masiva. Utilizar más peso en cada serie de cada entrenamiento puede convertir un mal sistema de entrenamiento en algo que funcione de verdad. Debido a que el entrenamiento Doggcrapp se centra en la progresión, este sistema funcionará y muy bien.

 

3. Consume entre 7000 y 8000 calorías al día en tu dieta

La forma de comer del entrenamiento Doggcrapp es muy extrema. Se trata de ingerir unas 7.000-8.000 calorías al día, con un consumo de proteína entre los 400-500 gramos, algo que resulta muy complicado para algunas personas.

Lo que se intenta con esta ingesta masiva de calorías es lograr que el cuerpo se mantenga en un estado anabólico el mayor tiempo posible, de modo que se construya nueva masa muscular de calidad.

 

4. Realiza tres series de pausa-descanso por ejercici

En el entrenamiento Doggcrapp, se realizan tres series de pausa-descanso por ejercicio, aumentando el peso a levantar y haciendo unas 10-15 respiraciones profundas entre las series. Así se consigue progresar en los pesos con mayor rapidez.

 

5. La duración de la fase negativa es de 6 segundos

Este es uno de los aspectos más curiosos y a menudo más descuidados del método de entrenamiento Doggcrapp. La fase negativa o excéntrica, aquella que va a favor de la gravedad (cuando bajamos la barra en un curl de bíceps, por ejemplo) ha de hacerse muy lentamente. La duración ha de ser de 6 segundos, algo que no todas las personas son capaces de hacer debido a lo exigente de esta técnica. Además, son muchas menos las series que pueden realizarse debido a que los músculos se agotan con más rapidez. A cambio, la fuerza que se desarrolla es mucho mayor que con cualquier otra técnica.

 

6. Entrena al fallo para llegar al máximo de tus fuerzas en cada serie

Entrenar al fallo en cada serie es muy exigente, tanto mental como físicamente. Significa llegar al máximo de nuestras fuerzas en cada serie, lo que convierte el entrenamiento en un ejercicio realmente intenso. Es muy importante mantener una técnica depurada en todo momento para aprovechar al máximo esta técnica.

 

7. Los estiramientos son fundamentales

Los estiramientos son una parte fundamental del entrenamiento Doggcrapp. Se realizan durante largos períodos de tiempo, generalmente de hasta un minuto, con el objetivo de relajar la fascia del músculo y conseguir una hipertrofia más rápida. Esta es una práctica muy controvertida, ya que muchos culturistas de las últimas seis décadas consiguieron músculo sin esta práctica. Esto no niega la posibilidad de que el estiramiento sea efectivo, pero sí revela que no es necesario.

 

8. Siempre que se gana fuerza, se gana músculo

Con pragmatismo funcional, el entrenamiento Doggcrapp se refiere a la creencia de que, siempre y cuando se esté ganando fuerza, se está ganando músculo y se debe seguir con ese ejercicio, siempre que sea posible.

El entrenamiento Doggcrapp cree que la función de los ejercicios de entrenamiento es construir masa muscular, siempre y cuando se esté progresando con el peso. Cuando ya no se puede avanzar en el peso, el ejercicio ya no es funcional, y no es práctico seguir con él.

 

El entrenamiento Doggcrapp no es para principiantes

El entrenamiento Doggcrapp con su progresión de peso y sus técnicas de entrenamiento de series de pausa-descanso y repeticiones negativas lentas es muy eficaz para añadir músculo a la estructura natural.

Pero no es un sistema sencillo: la dieta que acompaña a este entrenamiento, el entrenamiento al fallo y el pragmatismo funcional son principios que no pueden seguir todas las personas.

Se recomienda, en cualquier caso, a deportistas con cierta experiencia que estén acostumbrados a entrenar duro varias veces por semana. Los principiantes deben seguir entrenando antes de optar por un sistema como el Doggcrapp.

Fuente | Muscle&Strength

Fotografía | GETTYIMAGES

Share This