Errores en el entrenamiento para pectorales: los 7 pecados capitales en el entrenamiento para pectorales

Aumentar el volumen de los pectorales es un trabajo muy duro, sobre todo si las cosas se están haciendo mal. Aprende cuáles son los errores del entrenamiento para pectorales para conseguir un pecho fuerte y poderoso.

No nos engañemos: aunque lucir abdominales y bíceps no está nada mal, lo que más llama la atención del físico de un hombre son sus pectorales. Unos buenos brazos y un six-pack de abdominales son fáciles de encontrar. Pero unos pectorales grandes, con volumen y bien formados parecen no estar al alcance de cualquiera.

Esto sucede porque en el entrenamiento para pectorales se cometen muchos errores. En todoculturismo.net te enseñamos cuáles son los 7 pecados capitales en el entrenamiento para pectorales para que lleves tu entrenamiento a otra dimensión.

 

1. Sobreentrenar

Evita el sobreentrenamiento en tu entrenamiento para pectoralesEn su afán de desarrollar sus pectorales cuanto antes, muchas personas caen en el error de introducir en sus rutinas de entrenamiento para pectorales un volumen, una intensidad y una frecuencia mucho más elevada que  para cualquier otra parte del cuerpo.

El entrenamiento tiene que estar balanceado. Aunque tus pectorales estén rezagados y sean tu parte más débil, entrenarlos todo el tiempo no te hará mejorar.

Compara el volumen de tu entrenamiento para pectorales con el tiempo que dedicas a entrenar tu espalda. Ambas partes deberían estar compensadas.

En el entrenamiento para pectorales más no es mejor. Más es más y mejor es mejor.

2. Falta de concentración

Evita las distracciones en tu entrenamiento para pectoralesLa concentración juega un papel primordial en tu entrenamiento para pectorales. Es la famosa conexión mente-músculo que utilizaba Arnold Schwarzenegger en sus entrenamientos y que le proporcionó los resultados que todos conocemos.

Tan importante como una rutina de entrenamiento para pectorales bien diseñada es que mantengas la concentración mientras estés ejercitándote en el gimnasio.

Deja el móvil en la taquilla, controla tus tiempos de descanso, olvídate de contarles a tus amigos tus ligues de fin de semana mientras entrenas y céntrate en el entrenamiento.

Focaliza tu atención, visualiza los resultados que quieres obtener y habrás dado un paso de gigante en tu entrenamiento para pectorales.

3. Abusar del press de banca plano

No abuses del press de banca plano en tu entrenamiento para pectoralesA no ser que seas un powerlifter y necesites un entrenamiento de fuerza máxima, no hay razón para que abuses del press de banca plano en tu entrenamiento para pectorales.

Hay muchos más ejercicios que te pueden ayudar a construir unos pectorales con volumen y que aportarán calidad y variedad a tu entrenamiento para pectorales: un par de mancuernas, máquinas de palanca y un par de poleas te permitirán jugar con los ángulos de ejecución para involucrar las diferentes partes de los pectorales y lograr resultados increíbles.

Además, un entrenamiento variado tiene un beneficioso y profundo efecto psicológico que te ayudará a emplearte a fondo en tu entrenamiento para pectorales

4. Olvidarse del pectoral superior

Trabaja el pectoral superior en tu entrenamiento para pectoralesPara lograr unos pectorales bien formados y con volumen es fundamental que conozcas la anatomía de la región pectoral.

El pectoral superior también existe y es imprescindible que introduzcas los ejercicios adecuados para trabajarlo en tu entrenamiento para pectorales.

Los grandes del culturismo tienen un pectoral superior gigante que da un aspecto redondeado y rocoso a su físico.

Comienza a introducir press de banca inclinado en tu rutina de entrenamiento para pectorales y notarás la diferencia. Prueba a ejecutar diferentes ejercicios, como aperturas inclinadas, y utiliza diferentes instrumentos como la barra, mancuernas y cable para diseñar un entrenamiento para pectorales perfecto.

5. Manejar demasiado peso

Busca un compañero que te ayude en tu entrenamiento para pectoralesPara realizar un buen entrenamiento para pectorales tienes que dejar el ego en el vestuario. Olvídate de mover toneladas de peso en el press de banca: el objetivo es modelar los pectorales, no aparentar ser el más fuerte del gimnasio ni vacilar delante de las chicas.

Si no eres un powerlifter o te dedicas a la halterofilia y lo que quieres son unos pectorales poderosos, céntrate en mover el peso adecuado a tus características.

Asegúrate de que puedes manejar solo, sin ayuda y con seguridad el peso que has elegido. Si el ego puede contigo y no te puedes resistir a utilizar más peso del que eres capaz de mover solo, busca un buen compañero o spotter que te ayude en tu entrenamiento para pectorales.

6. Descuidar la técnica

No descuides la técnica en tu entrenamiento para pectoralesSobre todo los lunes, también conocidos como el “Día Internacional de Entrenamiento para Pectorales” en los gimnasios de todo el mundo, es habitual que todos las máquinas y bancos estén ocupados por personas de todas las edades practicando press de banca.

Esta popularización del press de banca como ejercicio estrella del entrenamiento para pectorales ha provocado también que una serie de errores en su ejecución se hagan tan habituales como el propio ejercicio.

El principal error es involucrar los hombros en exceso, lo que puede llevar a una dolorosa lesión que afecte al manguito rotador.

Asegúrate de que tus hombros permanecen pegados al banco mientras realizas el press de banca en tu entrenamiento para pectorales

7. Una dieta inadecuada

La alimentación es importante para tu entrenamiento para pectoralesSe suele decir que los abdominales se construyen en la cocina y lo mismo sucede con los pectorales.

Una dieta con las proporciones adecuadas de proteína, carbohidratos y grasas, junto con una suplementación adaptada a tus necesidades es tan importante como los ejercicios que eliges en tu entrenamiento para pectorales.

Ajusta tu ingesta calórica a tus requerimientos particulares según tu metabolismo basal, tu actividad física, tus características particulares y tus objetivos.

Olvídate de la comida rápida, de los alimentos excesivamente procesados y del alcohol.

Combina tus sesiones de ejercicio con un descanso reparador y recuerda siempre que el mejor entrenamiento para pectorales comienza en la cocina de tu casa.

Fotografías: Phil Health y GETTYIMAGES.

Share This