La glucosa aumenta el autocontrol

Un reciente estudio de la Universidad de Georgia señala que la glucosa aumenta el autocontrol. Un enjuague bucal con glucosa parece ser un remedio eficaz para mejorar el rendimiento y el autocontrol.

El profesor de psicología de la Universidad de Georgia, Leonard Martin,  publicó el 22 de octubre en la revista Psychological Science un estudio en el que afirmaba que un enjuague bucal con glucosa mejora el autocontrol.

La glucosa aumenta el autocontrol

La mitad del grupo se enjuagó la boca con limonada con glucosa

Para realizar su estudio, eligió a un grupo de 51 estudiantes para que realizaran dos tareas que pondrían a prueba su autocontrol.

En la primera tarea, pidió que tacharan la palabra “Es” de la página de un libro de estadística. Después les solicitó que realizaran lo que se conoce como prueba de Stroop: tenían que decir de qué color era la palabra que estaban leyendo sin confundirse con el significado de la palabra (por ejemplo, la palabra “rojo” estaba escrita con tinta azul, y los participantes tenían que decir “azul”).

La mitad de los estudiantes se enjuagaron la boca con limonada endulzada con glucosa para hacer la prueba de Stroop mientras la otra mitad se enjuagó la boca con limonada con Splenda. Los estudiantes que se enjuagaron con glucosa en lugar de edulcorante artificial fueron significativamente más rápidos en realizar la prueba.

 

El enjuague de agua con glucosa pone en marcha los centros de motivación del cerebro

“Los investigadores solían pensar que había que beber glucosa para tener la energía necesaria para autocontrolarse”, señala Leonard Martin. “Pero después de este ensayo, parece que la glucosa estimula los sensores de hidratos de carbono simples en la lengua y que estos envían señales a la zona del cerebro donde reside el autocontrol.”

De esta forma, parece que el enjuague de agua con glucosa pone en marcha los centros de motivación del cerebro para que el cuerpo comience a prestar atención a la nueva tarea, lo que ayudaría a desactivar otro tipo de respuestas automáticas.

 

El estudio abre nuevas vías de investigación sobre los efectos de la glucosa

No está claro que enjuagarse la boca con glucosa ayude a un fumador a resistir las ganas de fumar, que elimine la ansiedad que provocan algunas dietas o que estimule a un culturista a enfrentarse al entrenamiento más duro de su vida, pero ha abierto una nueva vía de investigación que está siguiendo Leonard Martin y su equipo.

Lo que es seguro es que si mantienes estables tus niveles de glucosa en sangre comiendo de forma regular y saludable, enjuagarse la boca con limonada y glucosa no puede hacer daño a nadie. A no ser que te olvides de lavarte los dientes después, claro.

Fuente: Sugar boosts seft-control

Fotografías: GETTYIMAGES

Share This