Guía completa de la depilación para culturistas

No te pierdas esta guía de la depilación para culturistas con toda la información que estabas buscando.

Hoy en Todoculturismo te traigo una completa guía de la depilación para culturistas que despejará todas tus dudas sobre el tema, desde los beneficios de depilarse, pasando por los distintos tipos de depilación que tienes a tu alcance, hasta trucos para evitar los problemas típicos que aparecen después de depilarte y consejos para que tu depilación dure más.

Depilarse no es una cosa de chicas. Los hombres también se depilan. Deportistas de todas las disciplinas (ciclismo, natación, atletismo, fútbol, etc.), actores, cantantes, modelos y hombres sin ninguna vinculación con el mundo artístico o deportivo se depilan porque han descubierto los innumerables beneficios de hacerlo.

Seguro que te has dado cuenta de que los culturistas siempre están depilados, tanto en la temporada de competición como fuera de ella. De otra manera, el vello corporal cubriría su musculatura y no se apreciaría bien su definición muscular. Pero no hace falta ser profesional ni competir para depilarse. Cada vez son más los aficionados al culturismo que se animan a depilarse. Y es que la depilación tiene muchas ventajas que van más allá de una mera cuestión estética. Vamos a verlas.

 

Beneficios de la depilación para culturistas

Si entrenas a menudo en el gimnasio, la depilación sólo te traerá ventajas:

  • Mejora tu estética y hace que tu cuerpo sea más atractivo.
  • Tu piel estará más suave.
  • Permite que se aprecie mejor el desarrollo muscular, la definición y la vascularización.
  • Puedes apreciar mejor cuáles son tus partes rezagadas para trabajarlas a fondo.
  • Aumenta la comodidad al entrenar, evita las rozaduras, escoceduras y erupciones causadas por el roce de la ropa.
  • Evita que el sudor se adhiera al pelo, por lo que se reduce el olor corporal y mejora la salud de tu piel.

Seguro que cuando pruebes a deshacerte del pelo de tu cuerpo no querrás volver a verte con vello.

 

Qué tipos de depilación puedes usar

En la actualidad puedes elegir entre una gran variedad de tipos de depilación adaptadas a todos los bolsillos. Vamos a ver que existen diferentes modalidades: las que arrancan el pelo de raíz y las que lo cortan, más o menos duraderas, más baratas y más caras… Cada una de ellas tiene sus ventajas e inconvenientes, que voy a ir analizando para que te queden las cosas claras.

 

1. Depilación con cera

La depilación con cera arranca el vello de raíz, por lo que el pelo tardará más en salir y tu piel quedará libre de pelo por más tiempo.

Puedes elegir entre cera caliente, cera templada y cera fría:

  • La cera caliente es una resina derretida que se aplica sobre la piel con una espátula o con un roll-on. La cera está a una temperatura alta, lo que ayuda a que el vello salga con facilidad. Una vez que se ha aplicado una tira sobre la piel, hay que esperar a que se enfríe un poco antes de arrancarla. La desventaja de este método es que, si no controlas bien la temperatura, te puedes quemar la piel. Además es bastante dolorosa, sobre todo si tienes el pelo muy fuerte.
  • La cera templada se suele comercializar en formato roll-on, que puedes calentar en el microondas o al baño María. La sensación de este tipo de cera en la piel es mucho más pegajosa. Una vez que se extiende, se coloca encima una tira de papel que se adhiere a la tira de cera y que se utiliza para arrancarla después. La ventaja frente a la cera caliente es que su temperatura es baja, por lo que no hay peligro de que te quemes.
  • La cera fría se presenta en bandas de plástico o papel. Como su propio nombre indica, está fría. No hay que someterla a ningún proceso para calentarla, salvo colocar las bandas entre las manos para que se ablanden un poco. Al igual que la cera templada, es bastante pegajosa.

Para depilarte con cera es recomendable que la longitud de tus pelos sea, al menos, de 5 mm.

Si te decides por la cera, mi consejo es que acudas a un centro estético para su aplicación, al menos las primeras veces. Aunque no es difícil de utilizar, si no lo has hecho nunca y no conoces bien la técnica puede resultarte muy complicado al principio.

Conforme te sigas depilando con cera, notarás que tu vello va perdiendo fuerza y que cada vez te duele menos la depilación.

 

2. Depilación con maquinilla de afeitar

La depilación con maquinilla de afeitar o con cuchillas, tanto eléctrica como manual, corta el pelo a ras de la piel, por lo que no es en absoluto dolorosa. Puedes aprovechar el momento de la ducha para pasarte la maquinilla por el cuerpo, utilizando para ello crema o espuma de afeitar o un gel líquido neutro para que te no te irrite la piel.

Las desventajas de este método son varias. Por una parte, el vello te va a crecer muy rápido. Dependiendo de tus características personales, lo verás asomar a los 3 ó 5 días, como muy tarde.

Además, el afeitado corporal te puede irritar bastante la piel y tienes más posibilidades de que te salgan granitos o de que se te enquisten los pelos, es decir, que los nuevos pelos que salgan se queden bajo la piel y se infecten.

Por otra parte, el crecimiento del vello con este tipo de depilación es muy molesto. El vello crece con más fuerza y hasta que supere los 5 mm aproximadamente te picará y te molestará con el simple roce de la ropa.

Deberás afeitarte muy a menudo con este método si quieres estar siempre presentable. Es verdad que es completamente indoloro, por lo que puede ser una buena solución para un apuro, pero no a largo plazo.

 

3. Depilación con cremas y sprays depilatorios

La depilación con cremas y sprays depilatorios, al igual que la maquinilla de afeitar, corta el pelo. Antes de aplicártelo para depilarte el cuerpo, pruébalo en una pequeña superficie. Hay personas que experimentan mucho picor e irritación con este método, por lo que debes ser precavido y no lanzarte a echarte todo el bote encima antes de saber si le va bien a tu piel.

La aplicación es muy sencilla. Lo extiendes en una fina capa sobre la piel, lo dejas actuar el tiempo que indique en el envase y después lo retiras con ayuda de una espátula y te quitas los restos de crema con agua. Los pelos se quedarán arrugados y sin fuerza y se caerán solos junto con la crema.

Es muy importante que sólo lo dejes actuar el tiempo indicado por el fabricante. Si lo dejas más tiempo, tu piel se irritará seguro.

La piel queda muy suave con este método. El vello tardará en salir un poco más que si te hubieras pasado la maquinilla de afeitar, pero saldrá pronto. De cualquier forma, es una opción mucho mejor que la cuchilla.

 

4. Depilación con máquinas depiladoras eléctricas

La depilación con depiladoras eléctricas tipo Silk-épil es muy popular entre los culturistas y los deportistas en general. Las más modernas y eficaces funcionan sin cables, mediante una batería que tarda una hora aproximadamente en cargarse y que te da una autonomía de 30-40 minutos, suficiente para depilarte sin problema.

Las depiladoras tienen muchas ventajas:

  • Puedes depilarte en casa, sin necesidad de acudir a un centro especializado.
  • Elimina el vello de raíz, por lo que tarda más en salir que con la maquinilla o con la crema depilatoria.
  • Es eficaz incluso con el vello muy corto, por lo que no tienes que esperar a que alcance la medida de 5 mm para quitártelo, como sucedía con la cera.
  • Los nuevos modelos permiten su uso incluso bajo la ducha.
  • Cuenta con distintos cabezales que se adaptan a todo tu cuerpo.
  • Aplica un pequeño masaje que estimula la zona y que disminuye la sensación de tirantez durante la depilación
  • Es un método más limpio que la cera, que la maquinilla de afeitar y que la crema depilatoria.
  • Es una opción mucho más barata que la depilación láser.

Si te decides por una depiladora, seguramente no vas a querer probar otra cosa. En Amazon la encuentras a muy buen precio y te la mandan a casa.

 

5. Depilación láser

La depilación láser también se conoce como depilación definitiva, aunque eso no es del todo cierto, ya que los efectos de una depilación láser vienen a durar entre 3 y 5 años, dependiendo del tipo de láser que te apliques y de las características de tu vello. Para aplicártela debes acudir a una clínica especializada en depilación láser.

Hay diferentes tipos de láser: láser diodo, láser Alejandrita, láser soprano… La diferencia entre ellos radica en la longitud de onda, la intensidad y la potencia que utilizan. La elección de uno u otro depende del color de tu piel (más clara, más oscura) y del tipo de vello que tengas (color, fortaleza, etc.). En la clínica de depilación te harán pruebas de piel, examinarán tu vello y te recomendarán el láser más eficaz para ti.

 El tratamiento es doloroso, aunque se trata de un dolor soportable. Deberás aplicarte varias sesiones repartidas a lo largo del tiempo para que el vello desaparezca y, dependiendo del tratamiento, es posible que debas volver al año o al año y medio para aplicarte una “sesión de recuerdo”.

A los 3 ó 5 años, el vello volverá a salir, pero en menor cantidad y con menos fuerza.

El precio de una depilación de cuerpo completa suele rondar los 3000 €, lo que hace que este método no esté al alcance de todas las economías.

La gran ventaja de la depilación láser es que durante mucho tiempo te olvidarás de la depilación y su gran desventaja, el precio y las molestias durante la aplicación.

Si te decantas por la depilación láser porque quieres tener tu cuerpo sin vello para una fecha concreta, debes planificarlo con antelación porque, como te comento, tendrás que darte varias sesiones durante algunos meses hasta que finalice el tratamiento.

 

Cómo resolver los problemas típicos de la depilación

Con algunos métodos de depilación, sobre todo con la cuchilla y con las cremas depilatorias, puedes tener algunos problemas en la piel, como el enrojecimiento y la aparición de granos infectados que producen mucho picor. Puedes sentir molestias incluso con el roce de la ropa o con el simple contacto con las sábanas.

Para evitarlo, te recomiendo que utilices una loción o crema a base de Aloe Vera y que te la apliques nada más terminar de depilarte. El Aloe Vera funciona mejor que las típicas cremas para después de la ducha porque tiene propiedades calmantes e hidratantes y alivia casi por completo las molestias típicas de la depilación. También reduce el enrojecimiento de la piel cuando te depilas con cera.

Durante los días siguientes a la depilación también puedes usarla una vez al día, preferentemente después de la ducha, cuando los poros de la piel están abiertos, para ayudar a que tu piel se recupere.

 

Trucos para que la depilación dure más

La mejor forma de que la depilación te dure más tiempo es escoger un método que elimine el vello de raíz, como la cera o la depiladora eléctrica y aplicarte un inhibidor del vello para retardar su crecimiento. Los inhibidores del vello son cremas, lociones o ampollas que se aplican sobre la piel cuando te acabas de depilar y que debes seguir utilizando cada día, durante 10 ó 15 días aproximadamente, dependiendo de las marcas.

Son muy eficaces porque retardan el crecimiento del vello y lo debilitan. El pelo tarda más en salir y, cuando sale, es mucho más fino, por lo que podrás espaciar tus depilaciones.

Aunque los puedes encontrar en hipermercados y grandes superficies, mi consejo es que lo compres en perfumerías especializadas o, mucho mejor, en farmacias. Las versiones “de supermercado” no son tan eficaces como las formuladas por laboratorios especializados.

En el caso de depilarte con maquinilla o con crema depilatoria, no hay nada que se pueda hacer para detener el crecimiento del vello.

 

Consejos para una depilación perfecta

Aquí tienes algunos consejos para que consigas una depilación perfecta:

  • Cuidado con el sol: nunca te depiles después de tomar el sol ni te expongas a él hasta que pasen, por lo menos, 24 horas.
  • Deja la depilación para otro momento si tienes alguna herida en la piel, enrojecimiento o granitos.
  • Prueba a depilarte en una pequeña zona para ver cómo reacciona tu piel.
  • Respeta las indicaciones de cada producto y no dejes la crema depilatoria sobre tu piel más tiempo del indicado en el envase.
  • Dúchate con agua caliente antes de depilarte con cera. Así los poros de tu piel se abrirán y los pelos saldrán con mayor facilidad.
  • Si te vas a depilar en seco, asegúrate de que tu piel está limpia y que no queda ningún resto de gel o de cremas hidratantes.
  • Si tu piel tiende a enrojecerse, depílate por la noche. Por la mañana tu piel habrá vuelto a la normalidad.
  • No uses colonias o lociones con alcohol en la zona donde te hayas depilado, o se irritará más.
  • Para evitar que los pelos se enquisten y se queden bajo la piel, una vez por semana aplícate un tratamiento exfoliante en la ducha.
  • Utiliza una crema o loción de Aloe Vera para refrescar tu piel después de la depilación.

Espero que todos estos consejos te hayan servido y que tengas un poquito más claro el tema de la depilación. ¡Feliz depilación, todoculturista!

Share This