Marcar abdominales: 5 mitos

Si quieres marcar abdominales tendrás que hacer algo más que cientos de flexiones. Te presentamos 5 mitos o grandes mentiras sobre marcar abdominales para que nada te pueda detener en tu objetivo de lograr un abdomen perfecto.

Ya te hemos contado cuáles son los 5 ejercicios definitivos para marcar abdominales. Hoy te vamos a hablar de los 5 mitos o grandes mentiras sobre marcar abdominales. Historias y comentarios que habrás escuchado un montón de veces y que no tienen nada de verdad.

 

Mito nº 1 sobre marcar abdominales: Haciendo cientos de abdominales perderás barriga

 

Aunque hagas un millón de abdominales al día, la grasa abdominal no desaparecerá. No existen ejercicios concretos para eliminar la grasa localizada, así que olvídate de absurdas rutinas de cientos de miles de abdominales si lo que quieres es perder barriga.

Sin una dieta bien planificada, da igual lo que hagas. Los abdominales se hacen en la cocina, no en el gimnasio. La alimentación es la responsable del 90% de tus resultados. Así que, si lo que quieres es quemar la grasa bajo la que se encuentran tus abdominales, empieza a llevar una buena dieta junto con tu entrenamiento.

 

Mito nº2 sobre marcar abdominales: Necesitas hacer abdominales todos los días para tener un vientre plano

 

Los abdominales son un músculo más, por eso hay que entrenarlos como el resto de músculos del cuerpo. No tiene ningún sentido entrenarlos a diario. Eso no te va a ayudar a marcar abdominales. Entrenando tus abdominales los todos los días sólo conseguirás sobrecargarlos.

Prueba a entrenarlos dos veces por semana. Cambia de ejercicios cada dos sesiones y añade estímulos diferentes para trabajar tu abdomen. Usa plataformas inestables como un fitball o pelota suiza o un bosu para trabajar el core y acostúmbrate a tratar tus abdominales como lo que son: un músculo más.

 

Mito nº3 sobre marcar abdominales: Lo importante es hacer un montón de ejercicios abdominales distintos y cientos de repeticiones

 

Los encogimientos y las flexiones son los ejercicios menos efectivos para desarrollar y marcar abdominales. Se trata de ejercicios en los que se puede hacer cientos de repeticiones con facilidad, pero eso no tiene ningún sentido y no te va a ayudar a obtener el resultado que buscas. Un exceso de abdominales sólo te provocará dolor lumbar.

Céntrate en la calidad de tus repeticiones y no en la cantidad. Los mejores ejercicios y los más efectivos son los que puedes hacer manteniendo una técnica estricta y los que te permiten moverte en el rango de las 15 ó 20 repeticiones. Si puedes hacer más, seguramente estarás perdiendo el tiempo.

 

Mito nº4 sobre marcar abdominales: Hay una nueva crema que me perder grasa abdominal

 

Sería fantástico que algo así fuera verdad. Pero los abdominales no son producto de una crema milagrosa ni de una pastilla mágica. Para marcar abdominales, lo más importante es llevar una buena dieta combinada con un entrenamiento racional. Busca el sistema de alimentación con el que estés cómodo, mantenlo todo el año y sé constante en tu entrenamiento: eso te proporcionará mejores resultados que cualquier crema o pastilla que pueda fabricarse.

Olvídate de remedios milagrosos y de sistemas rápidos y sin esfuerzo. Si algo así existiera, no dudes de que las calles estarían llenas de hombres y mujeres luciendo un pack de abdominales bien cincelado.

 

Mito nº5 sobre marcar abdominales: no puedes tener un vientre plano por culpa de tu genética

 

Si tu entrenador te ha dicho esto alguna vez, corre a buscar otro. Aunque tuvieras los peores genes de la historia de la humanidad, no hay gen ninguno que te prive de tener un vientre plano ni de marcar abdominales. Con una buena dieta, comiendo adecuadamente, evitando los excesos, eliminando el alcohol y la comida chatarra, y siguiendo un entrenamiento adecuado a tus características y objetivos, te sorprenderías de los resultados que puedes obtener.

El cuerpo que quieres está a tu alcance si haces las elecciones correctas. Tus abdominales siguen esperando, debajo de una capa de grasa, a que te decidas a sacarlos y a lucirlos.

Fotografía: GETTYIMAGES

Share This