Tips para brazos grandes y fuertes

Los brazos son una de las partes más visibles del cuerpo. Unos brazos grandes y fuertes demuestran tu trabajo y empeño en el gimnasio. En Todo Culturismo te damos una serie de consejos o tips para que consigas los brazos grandes y fuertes que tanto deseas.

En Todo Culturismo te damos una serie de consejos o tips para brazos grandes y fuertes

 

1.- Una dieta equilibrada

Asegúrate de que tu dieta te aporta la proporción que necesitas de proteínas, carbohidratos y grasas cada día. De otro modo, tus brazos tendrán dificultades para desarrollarse y pronto llegarás al estancamiento.

 

2.- Trabaja todo el cuerpo

Tu rutina de entrenamiento tiene que trabajar el cuerpo entero y no solo los brazos. Un día a la semana dedícalo a las piernas, ya que ejercitarlas ayuda a segregar más testosterona y hormona del crecimiento, dos factores fundamentales para el desarrollo muscular.

 

3.- Cambia de ejercicios

Si te pasas la vida haciendo curl de bíceps con barra o en el banco Scott, tu cuerpo pronto se acostumbrará. Prueba ejercicios nuevos para sorprender a tu cuerpo y estimular tus brazos como nunca.

 

4.- Planifica tu descanso

Del mismo modo que planificas tu dieta y tu entrenamiento, debes hacerlo con tu descanso. Recuerda que, mientras descansas es cuando tu cuerpo se recupera y tus músculos crecen. Así que dale tregua a tu cuerpo y descansa.

 

5.- Visualiza tu físico ideal

Si te acostumbras a visualizar tu físico ideal, pondrás en marcha sin quererlo todos tus mecanismos mentales para conseguirlo. Piensa en los brazos que deseas, visualízate con ellos y pon todo de tu parte para lograrlo.

 

6.- Sé constante

Si eres constante en el gimnasio, tarde o temprano conseguirás unos brazos grandes y fuertes. No abandones a la primera dificultad ni seas impaciente. Todo tiene su tiempo y su ritmo. Tus brazos también.

 

7.- Trabaja tus antebrazos

Los brazos no sólo son bíceps y tríceps. Unos antebrazos fuertes y bien modelados te ayudarán a mejorar tus brazos en conjunto de manera exponencial. Dedica un par de ejercicios en tu rutina a los antebrazos y te sorprenderás.

 

Con tu dedicación y tu constancia, seguro que conseguirás lo que desees.

Fotografía: GETTYIMAGES

Share This