Trámites para competir en bikini fitness

No sólo hace falta estar en buena forma para competir en bikini fitness y prepararse psicológicamente para la competición, sino también cumplir ciertos trámites a tiempo.

Para participar en un campeonato bikini fitness, además de prepararte a conciencia, necesitas conocer los trámites a realizar. No se trata de nada complicado, pero es importante que los conozcas para que tengas atados todos los cabos y te centres en tu preparación.

5 trámites para competir en bikini fitness

1. Inscribirse en el campeonato bikini

Aunque resulta muy obvio, es fundamental que te inscribas en el campeonato en el que quieres competir, y que lo hagas lo antes posible. No te imaginas la cantidad de competidoras que se quedan fuera cada año por no ocuparse de algo tan sencillo como los trámites de inscripción.

Por supuesto, debes consultar el calendario de competición bikini fitness para conocer las fecha y lugar del campeonato al que te quieres presentar.

Las diferentes federaciones que celebran campeonatos de la categoría bikini abren los plazos de inscripción con mucha antelación; algunas de ellas, incluso meses antes. Aún así, es un trámite no debes dejar para última hora.

Habitualmente tendrás que rellenar una ficha y federarte con ellos. Eso implica pagar una tasa, de carácter anual, que te da derecho a poder competir bajo sus siglas. El pago de las tasas de la federación no te exime de pagar las tasas que se hayan fijado para poder competir en ese campeonato, llegado el caso.

Rellena la ficha que te faciliten y házsela llegar. Confirma siempre que la han recibido, que todo es correcto y que estás inscrita en la competición. De otro modo, puedes llevarte una desagradable sorpresa.

 

2. Informarse bien del lugar, día y hora de la competición

Si no compites en tu misma ciudad, es posible que tengas que pensar en reservar un hotel al menos para una noche. Las distintas federaciones suelen establecer acuerdos con hoteles para que sus competidoras obtengan precios más ventajosos, pero eso no significa que las plazas de hotel sean ilimitadas.

En cuanto te confirmen el lugar, día y hora de la competición, haz tus reservas. Así lo tendrás todo listo y a tiempo, y será una de las cosas de las que puedas olvidarte.

Planificar con antelación los trámites para competir en bikini fitness te ayudará a concentrarte en tu preparación

Planificar con antelación los trámites para competir en bikini fitness te ayudará a concentrarte en tu preparación

3. Comprar el bikini y los zapatos con antelación

Parece una tontería, pero cuando estés metida en la rutina de entrenar y de seguir la dieta, estarás tan concentrada en ello que se te olvidará todo lo demás. No serías la primera a la que se le ha olvidado algo tan importante como comprar el bikini y tiene que pedirlo prestado en el último minuto.

Sé previsora y realiza tus compras del bikini y los zapatos con antelación. De esta forma te evitarás una gran dosis de estrés adicional.

Consulta con tu federación la normativa que aplica al calzado de competición de bikini fitness. Así sabrás a ciencia cierta qué tipo de zapatos puedes lucir o no, ya que hay federaciones que tienen prohibido competir con determinado tipo de calzado.

4. Empezar a tomar rayos UVA 5 semanas antes de la competición

Es importante que tu tono de piel tenga matices tostados, pues así se pueden apreciar mejor las líneas de tu cuerpo. Tomando rayos UVA 5 semanas antes de la competición te asegurarás de que tu tono moreno ya esté asentado y te presentarás con todas las garantías a la competición.

Evita las prisas; aunque quieras, no podrás ponerte morena en una semana. Y, si lo intentas, correrás el riesgo que quemarte, lo cual que restará bastantes oportunidades sobre el escenario.

Por supuesto, una buena depilación también es fundamental. Aquí te dejo algunos consejos.

 

5. Hacer un ensayo general 2 semanas antes de competir

Es cierto, 2 semanas antes todavía no estarás a punto para la competición, pero sí muy preparada. Haz un ensayo general 2 semanas antes de competir para verificar que tanto el bikini como los zapatos se adaptan totalmente a ti y tú a ellos. Péinate y arréglate como si fuera el día del campeonato. En tu ensayo general todo debe ser igual a como será entonces, sólo que sin público ni jueces.

Este ensayo general te ayudará a librarte de los nervios y a tenerlo todo bajo control. Si algo sale mal, tendrás tiempo para corregirlo.

Pon especial atención a tu forma de moverte sobre el escenario y también a las poses para resultar lo más fresca y natural posible.

Si esta es tu primera competición bikini fitness, te recomiendo que eches un vistazo a esta guía para afrontar tu primera competición en bikini fitness.

Estos son los 5 trámites que debes conocer para competir en bikini fitness. Si los llevas todos al día, simplemente deberás preocuparte de entrenar y de templar los nervios para brillar sobre el escenario.

Mucha suerte en el campeonato y ¡a por todas!

Share This